domingo, 21 de junio de 2009

“La subversión de la Cultura Visual”


At second glance.
Guerilla messaging device
La obra de Jens Wunderling


El entorno visual que construye la vida contemporánea en las ciudades, trasforma el pensamiento de sus habitantes y provoca comportamientos generalmente masivos que se concentran en la excitación de los sentidos y en la acumulación de significados que se perciben en códigos que atiborran lugares físicos o virtuales de los actuales escenarios culturales. El desarrollo tecnológico a su vez, intensifica la producción de mensajes y sofisticadamente elabora signos que se hacen más eficientes y veloces en la construcción de formas comunicativas. Nuestros ojos diariamente se educan en la iconografía moderna y la globalización acelera la asimilación de mensajes que hacen rápida la intención de quien emite.
Este panorama constituye la paradoja de la cultura visual contemporánea. Para algunos es el camino a la desintegración cultural, que evade diálogos con propuestas creativas y solo estimula el consumo masivo de productos y malas ideas. Para otros es la oportunidad de crear medios de expresión o simplemente generar mensajes que comunican ideas propias que a su vez se trasforman al explorar la infinidad de posibilidades existentes para expresarlas. El contraste es complejo y no puede ocultar que nos hallamos frente a dos vertientes que esconden el mismo problema y es, asumir el cómo podemos interpretar positivamente las opciones mediáticas que ofrece el mundo contemporáneo.
Conciliar esta dicotomía y asumirla como medio de exploración creativa es motivación para el artista Alemán, Jens Wunderling quien enfoca su proyectos de “diseño de interacción” y “arte interactivo” en propiciar reflexiones críticas que cuestionan la relación hombre, sociedad, medios de comunicación y tecnología .
“At second glance. Guerilla messaging device” (En la segunda vista. Guerrilla dispositivo de mensajería) es un proyecto que desarrolla un dispositivo de aluminio manejado por un micro controlador que proyecta imágenes monocromáticas producidas por una hilera de 32 bombillos LEDs cubiertos por una lamina difusora que amplía el ángulo de visión y pixelan la imagen. El movimiento de los ojos, largas exposiciones o sacudir varias veces la cabeza para observar el dispositivo captan la atención de quien observa para revelarle imágenes que alternativamente construyen mensajes nuevos, paralelos a los preestablecidos en espacios públicos advirtiendo nuevos significados críticos y reflexiones al entorno y ubicación del mensaje.
Esta idea nace a partir de la observación de la iconografía y tipografía oculta en la opulenta iluminación navideña que invade los espacios de la ciudad. Transgredir el orden visual convencional con códigos ya asimilados llama la atención en performances como los planteados por algunas de las posibilidades de este proyecto en que por ejemplo, se instala el dispositivo en la publicidad de un proveedor de electricidad con un símbolo de radiactividad que a su vez se resignifica en un recordatorio para tratar de preservar el medio ambiente. Esta imagen se revela en el momento en que el espectador agita rápidamente su cabeza frente al anuncio haciendo evidente un gesto de negación que simultáneamente se presenta a quienes pueden observar esta reacción. Quien observa e interactúa pasa de ser un sujeto pasivo a un actor que decodifica mensajes en reflexiones mas profundas a las acostumbradas en un mensaje publicitario.
En “At second glance” presenciamos una obra que existe no como objeto, sino como generador de respuestas perceptivas en que el espectador participa activamente. La repetición y la construcción de ilusiones ópticas basadas en la estética del movimiento nos remiten a corrientes de vanguardia como el Op Art y el Arte cinético que en su momento rompieron y sustituyeron tendencias anteriores en el arte. De igual manera en la obra de Wunderling se reevalúa el contexto y la funcionalidad de los medios de comunicación visual modernos. Él parte de la construcción de mensajes usando elementos empleados por los medios que masifican la comunicación como la tecnología y la aplica a la construcción de mensajes que rompen los cánones habituales del pensamiento. La intención positiva de construir una contracultura visual adquiere valor, teniendo en cuenta que en la escala de poderes mediáticos el control del pensamiento y de los medios masivos esta en manos de pocos.
“At second glance” permite interactuar inteligentemente con lo visual y despoja al espectador de la pasividad que colma sus mentes; pero sobre todo, activa la sed de liberación y estimula reflexiones que dialogan con lo social, lo cultural y lo natural para entregar herramientas que construyen un lugar paralelo en que la utopia de podernos comunicar plenamente a través de las nuevas posibilidades tecnológicas, transforman colectivamente la cultura visual contemporánea.
Por Maria Margarita Herrera
Publicado en la revista digital elniuton.com No 9

No hay comentarios:

Seguidores

Loading...